El largo viaje de lo cercano

Cada mañana el tren de la vida, y cerca, una luz se abre paso frente al mismo edificio de todos los días.

¿Quizá sea necesario educar la mirada, aprender a ver con los ojos del corazón?

Lo esencial escondido en el plan del día, lo esencial sobre ese mundo a través de un marco que se mide en pulgadas, sobre un ayer que no cesa…

En las Cercanías de la Vida, el almendro abre su flor, flor que pasa hace miel del turrón que perdura.

Lo esencial, en las cercanías, cada día, sobre mis pies caducos de aquello escondido, esencial, perdurable,

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s